Por una Latinoamerica libre

A CONSTANZA

(desde la montaña Nahua de Guerrero)

A Constanza

 

Pequeña florecita.
Cuando estoy lejos,
 allá por las montañas,
donde se sufre para vivir.
.
Allá donde uno se pregunta por todo,
allá donde se aprende a vivir las utopías,
allá donde uno se encuentra a sí mismo.

Cómo siento no estar junto a ti,
sin ver tu carita de princesa,
sin verte crecer y florecer día a día.

Allá donde no hay nada y hay todo,
mi corazón se alegra cuando veo a un niño sonreír,
 pienso y creo que eres tú.

Cuando veo a un niño sufrir,
mi corazón se pone triste,
pienso y creo que eres tú.

Y eso me llena de felicidad,
no de tristeza;
porque me exige hacer mi mayor esfuerzo
en el trabajo que comparto
con mis alumnos,
con mis compañeros,
con quienes nos dan de comer,
con quienes  trabajamos con alegría construyendo
 un mundo mejor para todos.

Allá lejos, sin estar,
estas junto a mí,
caminas conmigo,
 siembras conmigo esperanzas.

Allá lejos, siempre te llevo conmigo,
en mi corazón y en mi pensamiento.

Te quiero mucho por ser como eres
y por creer en mí… pequeña florecita.

 

En La Montaña Nahuas  de Guerrero.

Rosendo Núñez Pérez

Septiembre de 2014

ESPECIAL DE LITERATURA

sin poesia

468 ad

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *