Por una Latinoamerica libre

Por un trabajo digno y decente

30 de marzo, día internacional de la trabajadora del hogar

Hace 28 años, en Bogotá capital de Colombia, se llevó a cabo el primer Congreso de Trabajadoras del Hogar, a la cual asistieron varias mujeres trabajadoras organizadas y conscientes de la necesidad imperiosa de alzar la voz y demandar a los Estados y la sociedad en general, condiciones de trabajo dignas y decentes. En ese mismo congreso se conformó la Confederación Latinoamericana y del Caribe de trabajadoras del Hogar (CONLATRAHO), organismo que reúne diversas organizaciones en torno al trabajo doméstico remunerado, busca reforzar este tipo de organizaciones, contribuir y formar nuevas, para promover el trabajo doméstico como trabajo, lucha contra la discriminación, y trabajar conjuntamente con las organizaciones para crear conciencia sobre este sector laboral, marginado, explotado, discriminado, pero sobre todo invisibilizado por la privacidad de los hogares que las emplean. Las organizaciones de trabajadoras del hogar en México, Centroamérica y Latinoamérica son muchas hoy en día.

Tenemos en la ciudad de México el Colectivo de Mujeres Indígenas Trabajadoras del Hogar (COLMITH), el Centro de Apoyo y Capacitación de Empleadas del Hogar (CACEH), el recién reconocido legalmente Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar (SINACTRAHO). En Costa Rica esta la Asociación de Trabajadoras Domésticas (Astradom), en Latinoamérica está el Sindicato Nacional de Trabajadoras del Hogar del Perú, entre otros. Este miércoles 30 de marzo de 2016, así como todos los días desde hace más de 20 años, las trabajadoras reivindican su trabajo como digno, su lucha contra la falta de legislación laboral adecuada por parte de los Estados-nación, contra la cultura del trabajo doméstico en esta región del mundo, la cual es atravesada no sólo por el clasismo sino por el racismo también. Hoy reivindicamos que son trabajadoras, luchadoras, mujeres combativas que dicen: ¡Ni criadas, ni sirvientas, somos trabajadoras!


colmith

30 DE MARZO: DÍA INTERNACIONAL DE LAS TRABAJADORAS DEL HOGAR

COLECTIVO DE MUJERES INDÍGENAS TRABAJADORAS DEL HOGAR

COLMITH

  • Nueve de cada diez personas dedicadas al trabajo del hogar son mujeres.
  • El 96 por ciento de las empleadas del hogar no tienen acceso a servicios de salud por parte de su empleo y casi el 80 por ciento carece de prestaciones laborales.
  • Las trabajadoras del hogar contribuyen a la economía al facilitar con su trabajo el que las y los empleadores trabajen en sus propias actividades públicas o privadas.
  • Son víctimas de un trato desigual para acceder a sus derechos y de abusos y malos tratos por las y los empleadores.
  • Se requiere que se reglamente la relación laboral para evitar la discriminación[1].

Las organizaciones de trabajadoras del hogar, a nivel nacional e internacional, establecieron el 30 de marzo como el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, con el objetivo de posicionar en la agenda pública, la violación a sus derechos humanos y laborales, la discriminación que viven diariamente, llamando la atención para hacer visible estas condiciones. Fue en 1988, en Bogotá Colombia, que tuvo lugar el primer Congreso de Trabajadoras del Hogar, donde se conformó la Confederación Latinoamericana y del Caribe de trabajadoras del Hogar (CONLATRAHO), y se instituyó el 30 de marzo como Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, fecha conmemorativa y de reivindicación de los derechos de este sector compuesto en su mayoría por mujeres indígenas y no indígenas.

El trabajo que realizan las mujeres, indígenas y no indígenas, trabajadoras del hogar, históricamente ha sido considerado inferior, tanto social como económicamente, a los demás trabajos. Se les imponen bajas remuneraciones, se les niegan prestaciones sociales (vacaciones, horas extras pagadas, faltas por enfermedad). No tienen acceso a capacitaciones que les permita mejorar su trabajo y conocimientos, previos a emplearse en una casa, lo que muchas veces genera abuso de las empleadoras.

Hoy, miércoles 30 de marzo de 2016, el 28° día internacional de las Trabajadoras del Hogar, no podemos ser indiferentes ante las vejaciones a las que somos sometidas millones de mujeres, acoso sexual, insultos, humillaciones, amenazas, discriminación, falta de contrato de trabajo, exclusión social, riesgos para su salud, salarios indecentes, falta de protección social, entre otras.

Ante tal panorama, las Trabajadoras del Hogar exigimos: 1) el reconocimiento legal en materia laboral que garantice el respeto a la dignidad humana y de un trabajo decente, 3) apoyo político a las organizaciones de Trabajadoras del Hogar; respetando su autonomía y, 3) la visibilización del trabajo del hogar como una actividad productiva a nivel social y económico. Todo lo anterior exige y hace necesaria la ratificación del convenio 189 y la recomendación 201 de la Organización Internacional del Trabajo, como instrumentos legales que obliguen al Estado mexicano a garantizar el acceso y la protección de los derechos laborales, sociales y culturales de este sector de la población, que al igual que todas las y los demás trabajadores, tienen derecho a un trabajo digno y decente, tal como lo establece la ley.

 A t e n t a m e n t e

Colectivo de Mujeres Indígenas Trabajadoras del Hogar

COLMITH

 

 

[1] Datos obtenidos de la siguiente página http://www.conapred.org.mx/index.php?contenido=noticias&id=4769&id_opcion=108&op=214

468 ad

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *