Por una Latinoamerica libre

CARTA DEL III ENCUENTRO NACIONAL DE PROFESORES UNIVERSITARIOS CON EL MST

FOTO MANIFIESTO PROFESORES MST

Nosotros, participantes del III Encuentro Nacional de Profesores Universitarios con el MST (Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil), reunidos en la Escuela Nacional Florestan Fernandes, entre los días 19 al 21 de mayo de 2016, manifestamos nuestra posición del golpe contra la democracia que destituyó a la presidenta Dilma Rousseff. Éste expresa una ruptura institucional promovida por la articulación de las fuerzas conservadoras, con un fuerte apoyo mediático, que tuvo como base de su legitimación el poder judicial y los agentes económicos que buscan consolidar las políticas neoliberales, de los intereses del gran capital y, con eso, profundizar las desigualdades en nuestro país.

Entendemos así, que el gobierno provisional no posee legitimidad y aceptación por parte de la población brasileña, así como cualquier cambio en la orientación de las políticas públicas de forma general y en la educación, en particular. Tal retroceso solo fue posible por la desmovilización política y por la falta de las reformas estructurales por parte de los gobiernos populares, que consideraron la estrategia de conciliación de clases la única alternativa política viable para la gobernabilidad.

 

Destacamos que las iniciativas como la extinción del Ministerio de Desarrollo Agrario, del Ministerio de Cultura y la eliminación de la aplicación de recursos constitucionalmente vinculados a políticas sociales representan un retroceso para la continuidad de las políticas públicas de salud, educación, de la producción científica y del desarrollo social del país.

Partimos de la defensa a ultranza de la educación pública, estatal, gratuita, laica y de calidad como derecho inalienable del pueblo brasileño y entendemos que, por la lucha de los trabajadores y de las trabajadoras, ésta fue una conquista históricamente constituida, además de que no fue totalmente implementada para todos y todas. Este proceso presupone instituciones educativas verdaderamente democráticas en las cuales los valores de participación y respeto a la diversidad son fundamentales. En este contexto, entendemos que las universidades públicas son instituciones esenciales para la formación humana, para la producción del conocimiento, de ciencia y de tecnología que deben propiciar, en función de su compromiso social, una comprensión crítica de la realidad brasileña y una actuación

En la lucha y construcción de una sociedad justa e igualitaria. Para eso, la autonomía de estas instituciones y el mantenimiento de la libertad de pensamiento y creatividad son variables fundamentales para la construcción de una universidad pública socialmente referenciada.

 

Uno de los grandes desafíos de nuestra sociedad y la lucha por la reforma agraria y, en especial, la realización de una reforma agraria popular que democratice el acceso a la tierra y supere las desigualdades históricas entre el campo y la ciudad. Luchamos por un proyecto que viabilice la producción agroecológica y potencialice el medio rural como espacio de vida, de autonomía de nuestros pueblos y de una soberanía alimentaria para toda la sociedad. Denunciamos y repudiamos el recrudecimiento de la violencia en el campo y nos solidarizamos con las familias campesinas en lucha por la tierra.

La Educación del Campo, históricamente relegada, es una conquista fundamental de los trabajadores y trabajadoras del campo en la dirección de fortalecerlos e incluirlos en la perspectiva de la emancipación y la justicia social. El Programa Nacional de Educación para la Reforma Agraria (PRONERA), en sus 18 años de existencia, como política pública, ha representado la materialidad de este derecho a la educación, pues viabilizó la escolaridad de cerca de 170, 000 asentados (personas que viven en las tierras conquistadas por el MST), de la educación básica, educación de jóvenes y adultos de educación superior.

Por lo tanto, el proceso de privatización y terciarización de las actividades científicas, artísticas y culturales, fortalecido por el retroceso democrático en curso, compromete las conquistas históricas de los trabajadores y trabajadoras y acelera el proceso de mercantilización de la educación y de la producción de conocimientos necesarios para el desarrollo del país.

¡El pueblo brasileño respondió! El protagonismo de la juventud, que ocupa las escuelas manifestaciones, demuestra el potencial de la respuesta y de formas alternativas de organización y lucha colectiva contra el golpe y el capital. Queda a nosotros como trabajadores y trabajadoras de la educación la tarea de organizarnos en la resistencia en nuestros espacios de trabajo y movilizarnos en la defensa de las conquistas históricas de nuestra sociedad.

¡Nuestra lucha es por la educación como derecho y no como mercancía! Seguimos comprometidos y movilizados para la continuidad y ampliación de su realización.

¡¡NI UN DERECHO MENOS!!

Guararema SP, 21 de mayo

468 ad

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *