Por una Latinoamerica libre

Solidaridad con los compañeros de METALSA

METALSA ARGENTINA S.A.

Viola las leyes argentinas, desacata órdenes judiciales, discrimina y utiliza métodos mafiosos contra trabajadores.

 

Metalsa Argentina S.A. es una empresa metalúrgica autopartista, dedicada a la fabricación de chasis para camionetas Toyota Hilux, Volkswagen Amarok y Ford Ranger, en sus diferentes versiones.

En Argentina, tiene una planta industrial en la localidad de El Talar, Partido de Tigre, Provincia de Buenos Aires, donde emplea a aproximadamente 1200 obreros. Su sede legal se encuentra en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Suipacha 268).

Metalsa es una multinacional de capitales mexicanos, parte integrante del grupo Proeza, que nace en la ciudad de Monterrey hace 60 años, y hoy tiene presencia en trece países, con plantas de producción en: Alemania, Argentina, Australia, Brasil, China, Estados Unidos, India, México, Reino Unido, Sudáfrica y Tailandia y oficinas comerciales en Hungría, Rusia y Japón (ver Anexo I).

Al menos desde mediados de 2014, la empresa Metalsa Argentina S.A. viene llevando adelante, a través de gerentes y supervisores, una serie de prácticas desleales, persecusión, hostigamiento, sanciones y despidos hacia los trabajadores a causas de sus ideas políticas y gremiales. Identificamos a los gerentes Marcelo Omar Taccari y Ricardo Martín Garro como los principales responsables –aunque no los únicos- de estas acciones.

Metalsa, en flagrante violación a las leyes argentinas (la ley 23592 prohíbe la persecución a trabajadores por su opinión política y condena el despido motivado en ella con la nulidad y el resarcimiento por daño moral) viene llevando una campaña de persecución contra trabajadores que reclaman por sus derechos.

A raíz de lo el colectivo de trabajadores, organizados como agrupación dentro de la Unión Obrera Metalúrgica (sindicato legalmente constituido y con representación mayoritaria en la Planta de El Talar), ha radicado diversas denuncias. En algunos casos, reconocídimos activistas sindicales despedidos discriminatoriamente, han obtenido sentencia judicial favorable, que ordena la nulidad del acto discriminatorio, es decir, del despido. Sin embargo la empresa viene desacatando flagrantemente los fallos judiciales, o acatándolos a medias.

Pero su accionar no queda allí, realiza una intensa propaganda promocionando la justificación de la discriminación contra tales activistas y por diversos medios incitaran a la persecución y el odio contra el grupo de activistas a causa de sus ideas políticas. Y amenaza al conjunto de los trabajadores de la fábrica con despidos y sanciones si no se suman a dicha campaña. Dado que la mayoría de los trabajadores resisten tales ordenes, Metalsa viene produciendo nuevos despidos como castigo ejemplar a quienes abiertamente defienden a los activistas. Las víctimas, vienen recibiendo también amenazas telefónicas anónimas de muerte a ellos y sus familias.

Todos estos hechos han sido denunciados ante la justicia penal, que se encuentra investigando tales delitos. El día 23/03/2017, se ha denunciado un nuevo hecho ominoso en el que un joven, quien se identificó como Martín Prisco, fue descubierto filmando una asamblea de trabajadores docentes en la sede del Sindicato Suteba de Tigre. Al ser increpado no supo explicar el porque de su conducta, y luego de una investigación independiente se pudo determinar que esta persona está ligada a Domingo Pascual Prisco, denuncia en páginas periodísticas como agente de inteligencia de la Policía Federal Argentina. Existe la posibilidad de que el objetivo de esta infiltración y espionaje fuera una reunión de trabajadores de Metalsa que se desarrollaba en el mismo recinto, razón por la cual el hecho fue denunciado tanto por los docentes como por los trabajadores de Metalsa, en el Juzgado Federal de San Isidro.

Por todo lo expuesto invitamos a todos aquellos interesados en colaborar con el respeto de los derechos humanos y de los derechos específicos que nos asisten como trabajadores, a contactarse con la empresa Metalsa en todos los países donde ésta tenga presencia, así como con las autoridades del Grupo Proeza, para expresar su preocupación y solicitar informes sobre lo aquí vertido.

 

468 ad

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *